Genisteína, Propiedades en Alimentos, Cosmética y Menopausia

La genisteína es un fitoestrógeno o químico vegetal procedente de alimentos como la soja. Es un flavonoide que pertenece al grupo de las isoflavonas y tiene propiedades cardioprotectoras y anticancerosas.

Considerada como un fitoestrógeno (similar a un estrógeno humano) y por lo tanto con funciones importantes en la salud cuando es ingerida. Pueden modificar ciertos malestares y ocupar la función de los estrógenos.

La genisteína fue descubierta en 1899 a partir de Genista tinctoria, una planta de la familia de las fabáceas. Su nombre deriva de la planta desde la que se aisló por primera vez. En 1928 se consiguió sintetizarla en laboratorio.

genisteína

Propiedades de Genisteína

  • Reducir el malestar de la menopausia.
  • Anticolesterol o hipocolesterolemiantes.
  • Protector anticancerígeno.
  • Prevenir la osteoporosis.

Las propiedades de genisteína son debidas a su actividad agonista estrogénica por la interacción con los receptores del 17-b-estradiol.

La genisteína para la menopausia es un elemento que puede ayudar a reducir los sofocos y molestias cuando la mujer llega al climaterio. Los fitoestrógenos son conocidos por regular la función estrogénica femenina, disminuyendo la intensidad de los sofocos y regulando el perfil lipídico (diminución del colesterol LDL).

También se ha podido estudiar sus efectos beneficiosos sobre los niveles de colesterol en sangre. Cuando una persona ingiere genisteína durante varios días pueden detectarse bajadas del colesterol malo, siendo este un riesgo para la salud cardiovascular.

Cuando se acumula colesterol por encima de 240 hay mayor probabilidad de sufrir un infarto de miocardio. También el colesterol alto propicia que se acumule en las arterias, dificultando el riego sanguíneo y forzando al corazón a bombear con más fuerza.

También están demostrados los beneficios para prevenir el cáncer, actuando como un antioxidante.

Según los últimos estudios, las propiedades de genisteína serían beneficiosas para estos casos, es decir, funcional para el control del colesterol, como coadyuvante para tratar los síntomas asociados a la menopausia. Y como antioxidante que protege de los radicales libres.

Menopausia

Genisteína y menopausia

Los estudios desarrollados han mostrado que el consumo de soja rica en genisteína modula la respuesta de los estrógenos endógenos, haciendo que la genisteína sirva para controlar algunos síntomas de la menopausia como los sofocos.

También, justo antes de entrar en la menopausia las mujeres producen muchos más estrógenos, pudiendo tener un papel importante en el control de algunas enfermedades derivadas de dicho aumento.

Recordemos que la presencia de fitoestrógenos en el organismo invalida la función de los estrógenos reales, motivo por el cual se considera que puede ayudar a prevenir algunos tipos de crecimiento tumorales al reducir el funcionamiento de los estrógenos premenopáusicos.

Después de la menopausia también tienen propiedades importantes. Los estrógenos en las mujeres descienden, produciendo una serie de situaciones y patologías conocidas. La presencia de genisteína e isoflavonas en la menopausia, que simula al estrógeno natural puede compensar la falta de estos. En concreto se considera que es un químico que ayuda a prevenir la osteoporosis en mujeres post-menopáusicas.

Cáncer

células humanas

Las isoflavonas poseen actividad anticarcinogénica. Tanto los estudios in vitro como los desarrollados sobre personas reales han demostrado que pueden inhibir el crecimiento tumoral. Llevar una dieta equilibrada y con alimentos ricos en genisteína puede reducir el riesgo de cáncer.

Aunque en la actualidad se están obteniendo más datos sobre sus beneficios para los seres humanos, la genisteína inhibe el crecimiento de células tumorales ofreciendo sus efectos sobre la actividad de la tirosina quinasa y de los receptores del factor de crecimiento activado. También interactúa con tirosina quinasa citoplasmática, inhibiendo las topoisomerasas del ADN, siendo estas importantísimas para la transducción de señales mitogénicas.

La isoflavona genisteína tiene efectos estrogénicos. Actúa como antagonista de los estrógenos, regulando, también el crecimiento.

El alto nivel de estrógenos indica que puede existir un aumento del riesgo de padecer cáncer y, como genisteína los bloquea reduce esta situación.

Osteoporosis

La pérdida de tejido óseo es un problema que afecta, sobre todo, a mujeres después de la menopausia. El uso de genisteína indica que aumentar el consumo de alimentos con fitoestrógenos facilita la protección del hueso, aumentando la densidad ósea.

Hay resultados prometedores cuando se utiliza como terapia de reemplazo hormonal (HRT) para controlar a pacientes con osteoporosis. Aunque en la actualidad no se está empleando para dicha enfermedad, sí que hay datos que indican que podría ayudar a generar nuevo tejido óseo.

Otras propiedades y beneficios de genisteína

Propiedades y beneficios antioxidantes de genisteina

Como corresponde a la familia de los flavonoides y estos están considerados como antioxidantes potentes, genisteína es buen aliado para prevenir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Lo efectos antioxidantes, hipocolesterolemiantes y antiestrogénicos regulan muchas funciones del organismo, evitando la acumulación de colesterol arterial y, por lo tanto, mejorando la salud del corazón.

Las propiedades antioxidantes de genisteína bloquean la acción de los radicales libres, incrementando la actividad de enzimas antioxidantes presentes en el organismo humano.

Usos en cosmética

Además de las propiedades que hemos indicado, la genisteína es un poderoso antioxidante, bloqueando el estrés oxidativo y el daño producido por los radicales libres.

El uso tópico de genisteína posee propiedades antienvejecimiento, impidiendo que los factores medioambientales puedan deteriorar la piel. Es común ver este isoflavonoide como parte de la composición de cremas y tratamientos antienvejecimiento para eliminar arrugas y prevenir los signos de expresión.

Los usos de genisteína en cosmética son para la elaboración de cremas antiarrugas y antiedad. Las isoflavonas han demostrado tener efectos bloqueadores del daño oxidativo en la piel. Pueden detener los trastornos cutáneos producidos por radiación solar (UVA y UVB) impidiendo la aparición de manchas en la cara (hiperpigmentación) y envejecimiento prematuro del tejido cutáneo en forma de arrugas.

Genisteína en cosmética y elaboración de cremas antiarrugas

Es un ingrediente de cremas antiarrugas y protectores solares.

Función

Al igual que sucede con el resto de fitoestrógenos (lignanos y cumestanos) la genisteína sirve para o tiene la función de:

  • Disminuir los efectos de los estrógenos.
  • Aumentar los efectos de los estrógenos.

Según el lugar donde acaba este fitoestrógeno puede modular el funcionamiento de los estrógenos en ambos caminos.

La genisteína estimula los receptores celulares de forma más suave que los estrógenos naturales, evitando que el estrógeno producido por el cuerpo se adhiera. Inhibe su función. Esto da como resultado que los estrógenos producidos en el organismo no produzcan los efectos esperados.

Efectos secundarios

  • Falta de coagulación de la sangre.
  • Aumento de la función de los estrógenos.
  • Malformación congénita.
  • Aumento de la menstruación.

En general la genisteína no posee efectos secundarios cuando se toma mediante alimentos procedentes de la soja. Sin embargo, las personas que reciben tratamiento médico deben vigilar su ingesta debido a que podría potenciar los efectos de algunos medicamentos.

En la actualidad no hay demostrados efectos nocivos sobre los seres humanos, teniéndose en cuenta una dosis máxima de 100 mg por cada kilo de peso de la persona que toma este fitoestrógeno.

En ratones se ha visto que puede traspasar la barrera placentaria, llegando hasta el sistema nervioso central (SNC). Motivo por el que no se recomienda su consumo durante el embarazo.

Aunque sus efectos secundarios han sido poco estudiados, también hay datos sobre la inhibición de la peroxidasa microsomal tiroidea y disminución de los niveles de tiroxina, siendo esto factores de riesgo para la aparición de hipotiroidismo, adenocarcinoma tiroideo y bocio.

Los niños no deben consumir suplementos o medicamentos con isoflavonas excepto en los casos que un médico lo recomiende. Los niños tienen mayor nivel plasmático de isoflavonas y son mucho más sensibles a sus efectos estrogénicos que los adultos.

El uso en conjunto de genisteína, daidzeína y gliciteína puede prolongar la menstruación. Efecto adverso que desaparece a los pocos días de parar su toma.

Contraindicaciones

  • Tratamiento citocromo P 450.
  • Alcohol.
  • Teofilina.
  • Fenacetina.
  • Tolbutamida.
  • Diabetes.
  • Anticoagulantes orales.
  • Pacientes diagnosticas de cáncer de mama.

La soja y lo derivados con contenido en genisteína son inhibidores enzimáticos del citocromo P 450.

El consumo de bebidas alcohólicas debe evitarse mientras se toman isoflavonas de la clase daidzeína, genisteína y gliciteína ya que podían aumentar los efectos tóxicos.

También debe vigilarse la toma de ipriflavona (isoflavona sintética), derivado farmacológico de las isoflavonas.

Los diabéticos deben ser supervisados ya que las isoflavonas inhiben los receptores tirosina-cinasa, bloqueando los efectos de la insulina. En la actualidad no han sido demostrados los efectos secundarios de genisteína en la diabetes. Sin embargo, en ensayos realizados con ratas de laboratorio han aparecido casos de hiperglucemia y resistencia a la insulina.

Alimentos

Alimentos ricos en genisteína

Dado que es un químico presente de forma natural en la soya y otras plantas puede obtener de fuentes alimentarias o bien como medicamento. Los flavonoides y en especial las isoflavonas sólo pueden obtenerse de vegetales, hongos y algunos tipos de algas, siendo los alimentos más ricos en genisteína los siguientes:

  • Soya.
  • Trébol rojo.
  • Altramuces.
  • Habas.
  • Kudzu.
  • Psoralea.
  • Flemingia vestita.
  • macrophylla.
  • Café.
  • Lúpulo.

Durante el periodo pre-menopáusico hay un aumento de los estrógenos. Elevar el nivel de isoflavonas como genisteína puede bloquear, en parte, los efectos de estos.

Muchos especialistas recomiendan tomar soya con frecuencia.

La soja, soya o semilla de Glycine max pertenece a la familia de las leguminosas. Este alimento es muy rico en genisteína. La soja es considerada como la fuente alimentaria que más cantidad de genisteína posee.

Por cada gramo de proteína de la soja hay entre 1 y 2 mg. De genisteína.

Dosis de genisteína

  • No hay establecidos valores de administración.

Los datos relativos a la dosis de genisteína están basados en el consumo de alimentos de soya o en brotes verdes. Se estima que las personas que toman entre 20 a 80 mg. de genisteína al día tienen menos probabilidades de padecer cáncer de mama y de próstata.

Estas personas suelen corresponder a grupos de población asiática. En los países de Asia la soya es mucho más común que en Europa y Estados Unidos. Sin embargo, en los últimos años ha crecido el consumo de soja en occidente.

Genisteína y daidzeína

Es bastante frecuente encontrar alimentos con varias isoflavonas y otras clases de flavonoides como antocianinas, chalconas y flavonas. Suele ser raro encontrar un alimento que solo contenga un tipo de fitoestrógeno. La soja es un alimento que posee varios tipos de flavonoides como sucede con genisteína y daidzeína. Ambos fitoquímicos corresponden a la clase isoflavona.

El uso de varios isoflavonoides tienen mejores efectos que por separado, siendo administrados casi siempre varios de ellos para controlar los síntomas menopáusicos, la mastalgia cíclica así como regular el colesterol.


Referencias

  • Walter ED (1941). «Genistin (an isoflavone glucoside) and its aglucone, genistein, from soybeans». J Am Chem Soc 62 (12): 3273-3276.
  • Messina MJ, Persky V, Setchell KD, et al. Soy intake and cancer risk: a review of the in vitro and in vivo data. Nutr Cancer. 1994;21:113 – 131.
  • Kaufman PB, Duke JA, Brielmann H, Boik J, Hoyt JE (1997). «A comparative survey of leguminous plants as sources of the isoflavones, genistein and daidzein: implications for human nutrition and health.». J Altern Complement Med 3 (1): 7-12. PMID 9395689. doi:10.1089/acm.1997.3.7.
  • Tham DT, Gardner CD, Haskell WL. Clinical review 97: Potential health benefits of dietary phytoestrogens: a review of the clinical, epidemiological, and mechanistic evidence. J Clin Endocrinol Metab. 1998;83:2223 – 2235.
  • Anderson JJ, Ambrose WW, Garner SC. Biphasic effects of genistein on bone tissue in the ovariectomized, lactating rat model. Proc Soc Exp Biol Med. 1998;217:345 – 350.
  • Third International Symposium on the role of soy in preventing and treating chronic disease. Washington DC, 1999. J Nutr. 2000;3:S653 – S711.
  • Zoppi G, Zamboni G, Bassani N, Vazzoler G. Gammaglobulin level and soy-protein intake in early infancy. Eur J Pediatr. 1979;131:61-69.
  • Almir F, Staack R, Jeffrey E, et al. An extract of soy flour influences serum cholesterol and thyroid hormones in rats and hamsters. J Nutr. 1996;126:3046-3053.
  • Wang BS, Juang LJ, Yang JJ, Chen LY, Tai HM, Huan MH (2012). «Antioxidant and antityrosinase activity of Flemingia macrophylla and Glycine tomentella roots». Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine 2012: 1-7.
5/5 (10 Opiniones)
Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin