Isoflavonas » Qué son, propiedades, beneficios, menopausia, ¿Engordan?

Las isoflavonas o isoflavonoides pueden ser de soja o soya, enriquecidas con calcio, indicadas para la menopausia o actuar por sus efectos como antioxidantes como protectores del sistema cardiovascular y bloqueadoras del envejecimiento de la piel. Existen diferentes alimentos desde los que la podemos obtener como la soja, los cítricos o a partir de extractos de plantas naturales como el trébol rojo en forma de suplemento.

Las pastillas y cápsulas con isoflavonas pueden ayudarnos a regular los estrógenos, combatir el deterioro de la piel, así como frenar el daño de los radicales libres. Hoy en día existen varios tipos de flavonoides dentro de la clase isoflavona, cada uno tiene unas ventajas y beneficios, así que vamos a explicar para que son y cómo puedes apoyarte en ellas para sentirte mejor sin engordar, tanto si vas a tomarlas naturales como desde otras fuentes.

¿Qué son las isoflavonas?

Que son las isoflavonas y para que sirven

Las isoflavonas son compuestos químicos naturales procedentes de las plantas. Son metabolitos secundarios presentes en la mayoría de vegetales como las frutas y verduras, hierbas y legumbres. Tienen propiedades antioxidantes, benefician contra los radicales libres…

Una isoflavona es un compuesto derivado de 3-fenil-benzopiran-4-one y son algo diferentes de otros tipos de flavonoides que se llaman muy parecido, las flavonas pero que en este caso son derivados de 2-phenyl-4H-1-benzopyr-4-one, es decir, que es del tipo 1,2-difenil-propano en lugar de 1,3-difenil-propano como sería la flavona.

Este tipo de metabolito secundario tiene una gran presencia en las plantas leguminosas (Fabaceae). Hay muchos vegetales que corresponden a este grupo como árboles, arbustos, hierbas perennes y caducas, así como las legumbres. Pero lo importante de las isoflavonas son sus propiedades y, por supuesto, los beneficios que pueden aportar al organismo. Así que vamos a ver para qué sirven las isoflavonas y cómo puedes beneficiarte de ellas.

Para qué sirven las isoflavonas

  • Regular los estrógenos.
  • Ayudar a aumentar la densidad ósea en la menopausia y osteoporosis.
  • Proteger el sistema cardiovascular.
  • Para bloquear el daño de los radicales libres.
  • Para prevenir el cáncer.
  • Ayudar a perder peso.

Regulación de los estrógenos

fitoestrógenos

Quizás uno de los usos de las isoflavonas más conocidos y estudiados es para controlar los efectos secundarios de la menopausia, los sofocos, calores y molestias producidas en el climaterio de la mujer. La acción estrogénica de las isoflavonas hacen que sirva para la menopausia y algunos trastornos en el aparato reproductor de las mujeres. Están consideradas como fitoestrógenos.

Fortalecimiento de los huesos

Otro de los usos y propiedades de las isoflavonas es favorecer la acumulación de material óseo en la osteoporosis postmenopáusica.

Es conocido que algunas mujeres cuando dejan de ser fértiles pierden densidad en los huesos, siendo un problema bastante habitual ya que pueden aparecer fracturas y problemas músculo-esqueléticos. Hay bastantes estudios en donde se demuestra que en animales y personas las isoflavonas ayudan a aumentar la producción de hueso, reduciendo la resorción ósea, proceso que realizan los osteoclastos, eliminan tejido óseo liberando minerales al organismo.

Arteriosclerosis

En cuanto a la protección del sistema cardiovascular y el músculo cardiaco es patente que disminuyen el riesgo de padecer arteriosclerosis en las mujeres postmenopáusicas. Al actuar como fitoestrógenos, compuestos químicos no esteroideos similares a los estrógenos humanos, las isoflavonas sirven para disminuir la cantidad de grasa en las arterias, actuando sobre el colesterol LDL que vamos acumulando con la edad gracias a su efecto hipolemiante.

Otro beneficio o uso que se le puede dar es como protector antioxidante. Las isoflavonas sirven para evitar el daño de los radicales libres, átomos que han sido parcialmente descompuestos y vagan por el organismo causando deterioro de otras moléculas que forman parte de ácidos y sustancias esenciales para tener buena salud. Las isoflavonas son compuestos fenólicos que protegen contra la oxidación de las LDL, inhibiendo la formación de células espumosas.

Protección contra el cáncer

La acción antitumoral de los isoflavonoides es conocida por su capacidad para inhibir varias enzimas como tirosina-cinasa, aromatasa y topoisomerasa II. Estas enzimas pueden desencadenar la duplicación celular tumoral, estableciendo una anomalía en el factor de crecimiento epidérmico, aparecer un cáncer de piel. Un efecto muy estudiado es la incitación a la apoptosis celular, evitando, así, la formación de tumores.

También protegen el ADN de las células y, en el caso del cáncer de mama, pueden ser un fuerte aliado impidiendo la formación de 17-b-estradiol que se formar a partir de la testosterona. Algunos tumores tienen su inicio por las hormonas dependientes del estradiol mencionado.

¿Son naturales?

Tipos y nombres de isoflavonas
Sí. Las isoflavonas son fitoestrógenos naturales. Proceden de las plantas, de frutas, hierbas y verduras. La naturaleza produce muchos tipos de plantas que producen flavonoides de varias clases entre los que se encuentras los isoflavonoides. Por lo tanto, las isoflavonas son naturales.

Tipos de isoflavonas (clasificación)


Alimentos con isoflavonas

alimentos ricos en isoflavonas

Muchas verduras y frutas son ricas en compuestos fenólicos ya que producen metabolitos secundarios que actúan como antioxidantes, inhibidores de la inflamación y reguladores de los estrógenos femeninos. Aunque es verdad que no todas contienen las mismas proporciones de isoflavonoides pero sí que, en la mayoría de alimentos con flavonoides pueden encontrarse junto con varios tipos de polifenoles y sustancias antioxidantes saludables para el organismo humano.

Como existen diferentes vegetales que varían en su contenido, a continuación indicamos los alimentos con más cantidad de isoflavonas:

  • Soja.
  • Trébol rojo.
  • Cerezas.
  • Naranjas.
  • Uvas.
  • Té negro y verde.
  • Cerveza.
  • Vino tinto y blanco.

Isoflavonas de soja o soya

Beneficios de las isoflavonas de soja o de soya

Es uno de los alimentos con más cantidad de isoflavonas. La soja contiene 300 mg.  Por cada 100 g. de brotes tiernos. Las isoflavonas de soja son muy conocidas por sus propiedades estrogénicas. El descubrimiento de la composición en isoflavonoides de la soya es en el año 1923 por Edward Adelbert Doisy, quien mencionó los beneficios que podía tener este alimento cuando se tomaba todos los días.

Las isoflavonas de soja más importantes son genisteína y daidzeína, aunque también podemos encontrar otros oligoelementos importantísimos en la nutrición humana. A continuación, indicamos la composición de la soja para que puedas valorar su importancia además del contenido en isoflavonas:

Contenido por cada 100 g. d soja
Nutriente
Contenido
Energía446 kcal.
Proteínas36,5 g.
Lípidos totales
19,9 g.
Ácidos grasos saturados2,9 g.
Ácidos grasos monoinsaturados4,4 g.
Ácidos grasos poliinsaturados11,2 g.
Colesterol0 mg.
Omega 31,3 g.
Omega 69,9 g.
Glúcidos totales30,2 g.
Azúcares7,3 g.
Fibra9,3 g.
Calcio277 mg.
Sodio2 mg.
Vitamina A22 IU

¿Pero qué son las isoflavonas de soya?

Que son las isoflavonas de soja

Son compuestos químicos con acción estrogénica, es decir, que las isoflavonas de la soja contienen pigmentos que actúan de forma similar que los estrógenos femeninos.

Esto es importante porque el organismo no distingue los isoflavonoides de la soja de los que produce el cuerpo de forma natural, así que cuando los encuentra hace uso de ellos de la misma forma que si fueran sintetizados dentro del cuerpo.

La soya y sus isoflavonas funcionan como moduladores selectivos de los receptores de estrógenos. Mejoran la presión arterial sistémica, fortalece los vasos sanguíneos y los capilares, reduciendo el riesgo de padecer enfermedades coronarias.

La genisteína contenida en la soja es una isoflavona que ayuda a la formación de los huesos, bajando la destrucción de material óseo. Algo que puede ser utilizado justo después de la menopausia cuando muchas mujeres empiezan a tener debilidad ósea. La genisteína favorece el funcionamiento endotelial, conservando la salud vascular y bajando el riesgo de arteriosclerosis.

También está demostrado que reduce la hipercolesterolemia, es decir, que inhibe el aumento de colesterol en sangre.

También hay indicios tras varios estudios en laboratorios que comer soja todos los días podría ser un buen aliado para regular la glucosa en sangre, reduciendo la insulina en suero y la resistencia a la misma, algo que nos lleva al siguiente tema.

¿La isoflavonas de soja engordan?

las isoflavonas de soja engordan ¿Sí o no?

Los flavonoides y compuestos polifenólicos no tienen la capacidad de hacer aumentar el peso. Las isoflavonas de soja no engordan. Muchas personas tienen dudas sobre este tema ya que les preocupa su aspecto físico y no desean aumentar el peso.

La proteína de soja además de tener efectos estrogénicos también modula la hiperglucemia, favorece la pérdida de peso. Controla la hiperlipemia o los lípidos en sangre al mismo tiempo que también la hiperinsulinemia o el exceso de insulina sanguínea. Estas dos propiedades ayudan mucho a las personas con diabetes y las que tienen obesidad.

¿Las isoflavonas de soja tienen más propiedades que las de otros alimentos?

Su contenido es mayor que la de otros alimentos como el té verde, las uvas o los cítricos, así que las propiedades de las isoflavonas de soja son más potentes. La soja está considerada como el mejor alimento para obtener isoflavonoides.

Trébol rojo

El otro alimento o producto natural que le sigue muy de cerca es el trébol rojo (Trifolium pratense L.). Esta planta es muy rica en fitoestrógenos, muy usada para regular los efectos secundarios de la menopausia como los sofocos, calores, cambios de humor y todo lo relacionado con el periodo en el que la mujer deja de ser fértil.

Las isoflavonas del trébol rojo son muy eficaces para la mayoría de los síntomas de la menopausia. Ayudan retrasando la pérdida de tejido óseo y evitando la aparición de osteoporosis, una afección muy común después de la menopausia.

Además, el contenido en isoflavona, una clase de flavonoide antioxidante, disminuye la influencia de los radicales libres, protegiendo el sistema cardiovascular.

Otro beneficio del trébol rojo y sus iso-flavonas es que ayuda a remineralizar el organismo, aportando calcio y magnesio, oligoelementos necesarios para el periodo fértil, durante la menstruación pero también cuando llega el climaterio femenino.

Otros beneficios de las isoflavonas

  • Propiedades vasodilatadoras.
  • Antiagregante plaquetario.

Las isoflavonas de soja y los de Cimicifuga racemosa reducen la cantidad de calcio libre en el músculo liso. También son capaces de estimular mayor producción de óxido nítrico que tiene efectos vasodilatadores.

El otro de los beneficios de las isoflavonas es la prevención en la formación de trombos. Su acción antiagregante plaquetaria modifica la coagulación de la sangre, reduciendo el porcentaje de casos con coágulos en el interior de las arterias. Esto sucede por la inhibición del tromboxano A 2 y también de tirosina-cinasa.

Isoflavonas y menopausia

isoflavonas de soja en la menopausia

Ya hemos adelantado parte de los efectos de este tipo de flavonoides sobre las mujeres maduras que dejan de tener la menstruación. Sin embargo, las propiedades de las isoflavonas en la menopausia nos ayudan a regular la carencia de estrógenos y progesterona.

Los cambios en el organismo femenino durante el climaterio son muy importantes. Hay cambios hormonales, subidas y bajadas de estrógenos y, esto produce cambios de humor, sofocos y malestar general.

Al tomar isoflavonas de soja durante la menopausia y postmenopausia hay una regulación hormonal. Recordemos que la isoflavona tiene acción estrogénica, algo que en la práctica hará que estos compuestos químicos naturales restablezcan el equilibrio en el organismo.

Dosis de isoflavonas de soja para la menopausia

  • Entre 40 y 80 mg. de isoflavonas al día.

Hay que mencionar que no todos los alimentos van aportan la misma cantidad de isoflavonas por cada gramo de alimento, así como tampoco los suplementos ricos en isoflavonoides contienen las mismas proporciones, así que es importante hacer caso de las indicaciones del médico en caso de ser necesaria su consulta o bien seguir la dosis del prospecto del producto comprado.

Lo ideal y normal es empezar con una cápsula al día, es decir, 40 mg. de isoflavonas y en caso de síntomas fuertes o persistentes aumentar la dosis a 80 mg.

Cómo se toman la isoflavonas para la menopausia

  • Por la mañana acompañadas de un vaso de agua.

Esta prescripción sólo es para las pastillas de isoflavonas. En caso de que las tomes procedentes de alimentos no hay que seguir estas indicaciones. Las fuentes naturales de isoflavonas pueden ingerirse a cualquier hora del día, exactamente igual a como lo harías con otros alimentos saludables.

¿Cuánto tiempo tardan en hacer efecto las isoflavonas?

  • A partir de 2 semanas de empezar a tomarlas.

Para notar los efectos beneficiosos sobre el organismo es necesario dejar pasar un periodo de tiempo desde el inicio de la toma de las primeras cápsulas de isoflavonas. A partir de 14 días pueden notarse sus efectos, reduciendo el rubor y los sofocos menopáusicos.

En caso de tomar alimentos con isoflavonas no habrá un antes y después tan marcado, sino que, en todo caso, los efectos serán paulatinos y acumulativos. Poco a poco sentirás menos molestias y más bienestar.

Contraindicaciones

  • Embarazo.
  • Diabetes.
  • Hipersensibilidad a los flavonoides.
  • Hipotiroidismo.
  • Tratamiento para el cáncer de mama y otros tipos oncológicos.
  • Problemas gastrointestinales.
  • Niños.

Aunque las isoflavonas no han producido casos de resistencia a la insulina las personas diabéticas deben consultar antes de tomarlas. Hay algunos ensayos in vitro realizados en ratones en los que ha aparecido una disminución de los receptores hepáticos de insulina.

La isoflavona genisteína puede atravesar la barrera placentaria y alcanzar el sistema nervioso central, siendo claro que una contraindicación para las isoflavonas es el embarazo para prevenir posibles anomalías y malformaciones en el feto. También podría darse un nacimiento con menos peso de lo normal.

Efectos secundarios

  • Gases intestinales.
  • Anulación de los efectos de medicamentos para el cáncer de mama como el tamoxifeno.
  • Cambios en el periodo menstrual.

Aunque no suelen ser habituales los efectos secundarios de las isoflavonas de soja y las producidas a partir de otro tipo de vegetales en algunos casos puede aparecer flatulencia y gases intestinales. Las personas que padecen con frecuencia gases deben vigilar su consumo.

En el caso de personas con tratamiento oncológico podría aparecer una anulación de los efectos medicinales de los fármacos administrados, siendo conveniente consultar siempre con el médico antes de comenzar a utilizarlas.

Las mujeres jóvenes pueden notar cierto desajuste o anormalidad en la menstruación. Situación que se corregirá al dejar de tomar isoflavonas. Puede aparecer un aumento en el tiempo del periodo menstrual así como una disminución.

Isoflavonas con calcio

Ideal para mejorar la salud ósea las isoflavonas con calcio son un suplemento para retrasar la pérdida de tejido óseo, ayudando a la dieta y regulando la carencia de mujeres en el periodo de la menopausia.

El calcio es imprescindible para la producción de hueso y las isoflavonas con sus propiedades protectoras y estimuladoras de la formación de nuevo hueso participan en la inhibición.

Vitaminas, isoflavonas de soya y Cimicifuga racemosa

Se trata de un suplemento alimenticio adecuado para mujeres en la menopausia. Las vitaminas con isoflavonas de soya y Cimicifuga racemosa (Cohosh negro) ayudan a eliminar los sofocos y regular los cambios de humor en la mujer que llega al climaterio.

Este suplemento en forma de pastillas con extracto de Cimicifuga racemosa están enriquecidas con soja, disponibles en herbolarios y farmacias y distribuidas por varias marcas.

¿Funcionan en hombres?

Sí. Las isoflavonas tienen propiedades para los hombres y para las mujeres. Son sustancias naturales que no hacen distinción entre personas. Sin embargo, debido que simulan los estrógenos femeninos es muy común que las usen las mujeres cuando entran en la menopausia y en el periodo postmenopáusico. No obstante, debido a sus efectos antioxidantes potentes y beneficios antiinflamatorios pueden usarlas todas las personas adultas.


Referencias

  • Navarro C, Beltrán E . Fitoestrógenos: Posibilidades terapéuticas. Revista de Fitoterapia 2000; 1(3): 165-80.
  • Potter SM, Baum JA, Teng H et al . Soy protein and isoflavones: their effects on blood lipids and bone density in postmenopausal women. Am J Clin Nutr , 1998; 68(6 Suppl): 1375-9.
  • Somekawa Y, Chiguchi M, Ishibashi T et al . Soy intake related to menopausal symptoms, serum lipids, and bone mineral density in postmenopausal Japanese women. Obstet Gynecol , 2001; 97(1): 109-15.
  • Upmalis DH, Lobo R, Bradley L et al . Vasomotor symptom relief by soy isoflavone extract tablets in postmenopausal women: a multicenter, double-blind, randomized, placebo-controlled study. Menopause , 2000; 7(4): 236-42.
  • Alekel DL, Germain AS, Peterson CT et al . Isoflavone-rich soy protein isolate attenuates bone loss in the lumbar spine of perimenopausal women. Am J Clin Nutr , 2000; 72(3): 844-52.
  • Nagata C, Takatsuka N, Kawakami N et al . Soy product intake and hot flashes in Japanese women: results from a community-based prospective study. Am J Epidemiol , 2001; 153(8): 790-3.
  • Goodman-Gruen D, Kritz-Silverstein D . Usual dietary isoflavone intake is associated with cardiovascular disease risk factors in postmenopausal women. J Nutr , 2001; 131(4): 1202-6.
  • Wiseman H, O’Reilly JD, Adlercreutz H et al . Isoflavone phytoestrogens consumed in soy decrease F(2)-isoprostane concentrations and increase resistance of low-density lipoprotein to oxidation in humans. Am J Clin Nutr , 2000; 72(2): 395-400.
  • Nakagawa H, Yamamoto D, Kiyozuka Y et al . Effects of genistein and synergistic action in combination with eicosapentaenoic acid on the growth of breast cancer cell lines. J Cancer Res Clin Oncol , 2000; 126(8): 448-54.
  • Hillman GG, Forman JD, Kucuk O et al . Genistein potentiates the radiation effect on prostate carcinoma cells. Clin Cancer Res , 2001; 7(2): 382-90.
  • Nakashima S, Koike T, Nozawa Y . Genistein, a protein tyrosine kinase inhibitor, inhibits thromboxane A2-mediated human platelet responses. Mol Pharmacol , 1991; 39(4): 475-80.
  • Doerge DR, Churchwell MI, Chang HC et al . Placental transfer of the soy isoflavone genistein following dietary and gavage administration to Sprague Dawley rats. Reprod Toxicol , 2001; 15(2): 105-10.
  • Watanabe S, Terashima K, Sato Y et al . Effects of isoflavone supplement on healthy women. Biofactors , 2000; 12(1-4): 233-41.
  • Monostory K, Vereczkey L. The effect of ipriflavone and its main metabolites on theophylline biotransformation. Eur J Drug Metab Pharmacokinet , 1996; 21(1): 61-6.
4.8/5 (18 Opiniones)
Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin