Qué es Ubiquinona, para qué sirve con Ubiquinol, propiedades y efectos adversos

La ubiquinona es la coenzima Q10 que actúa de forma parecida a las vitaminas antioxidantes. Sirve para producir energía en el organismo y actuar con propiedades antioxidantes que se utilizan es cosmética para la piel y en medicina para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Su función es muy importante, siendo un elemento fundamental en la salud de los seres vivos (humanos y animales) y puede presentar distintas formas como ubiquinol y ubidecarenona.

Este tipo de coenzima antioxidante tiene efectos importantísimos en el organismo humano así que, a continuación, vamos a explicar qué es, para qué sirve, sus propiedades y beneficios así como sus posibles reacciones adversas. Para finalizar, hablaremos sobre las dosis recomendadas cuando se utiliza en 100 mg. y 200 mg. y, por supuesto, además de los suplementos de venta en cápsulas y pastillas, también de los alimentos donde se encuentra.

Qué es ubiquinona y para qué sirve

Ubiquinona que es y para que sirve

Es una coenzima Q conocida como Q10. Ubiquinona se identifica por el nombre científico “2-[(2E,6E,10E,14E,18E,22E,26E,30E,34E)-3,7,11,15,19,23,27,31,35,39-Decametiltetraconta-2,6,10,14,18,22,26,30,34,38-decaenol]-5,6-dimetoxi-3-metilciclohexa-2,5-dieno-1,4-diona” y corresponde a una 1,4-benzoquinona.

Con este nombre médico tan largo y extraño, podemos encontrar que tiene propiedades antioxidantes que protegen la piel, el corazón y la vista, entre alguno de sus beneficios más destacados.

La coenzima Q10 o ubiquinona, no confundir con ubiquinol que, aunque es parecido, es algo diferente, posee un grupo químico de quinona, y de ahí su denominación con “Q”. El número “10” que la prosigue hace referencia a las subunidades químicas de isoprenilo.

La ubiquinona es liposoluble, puede disolverse en grasa y en aceite, y encontramos que tiene muchos usos terapéuticos, medicinales y cosméticos.

Así, podemos decir que Q10 o ubiquinona sirve para:

  • Permitir la respiración celular.
  • Facilitar el transporte de electrones.
  • Ayuda en la generación de energía para el organismo.
  • Proteger contra los radicales libres.

Respiración celular

Si te preguntas dónde se encuentra ubiquinona podemos decir que en casi todas las células del organismo humano. Esta coenzima está presente en la mitocondria celular, desempeñando un papel importantísimo para la respiración de las células.

Ubiquinona participa en la oxigenación y respiración celular aeróbica, haciendo posible que el cuerpo humano disponga de energía para realizar las tareas cotidianas y las esenciales para la vida.

La generación de energía es en forma de ATP o trifosfato de adenosina y, por lo tanto, también necesaria para los músculos.

La mayoría de la energía vital del cuerpo humano, alrededor del 95% se produce mediante ubiquinona y el trifosfato de adenosina, así que es importantísima para cualquier persona. Sin ella, cuando hay una carencia de Q10 podemos encontrar toda una serie de trastornos y anomalías, siendo clave la falta de energía y patente la desidia o pocas ganas de hacer cosas comunes.

Como participa en el mecanismo para producir energía corporal, los órganos necesitan mucha cantidad de ubiquinona o de la coenzima Q10. Algunos ejemplos de esto son el corazón, los riñones y el hígado en donde se encuentran grandes concentraciones de ubiquinona.

Radicales libres

Radicales libres

Aunque se produce de forma natural en el organismo humano también puede incorporarse mediante suplementos que, generalmente se venden en pastillas o cápsulas, así como en forma de ingrediente dentro de la composición de cremas antiarrugas y antiedad.

La propiedad de ubiquinona para bloquear el daño producido por los radicales libres hace que sea una sustancia muy utilizada en cosmética, pero ojo, siempre debe ser en su forma oxidada que recibe el nombre de ubiquinol.

En muchas ocasiones, es incluida con el nombre de coenzima Q10 o bien con el de ubiquinona y tiene propiedades antioxidantes, es decir, que inhibe el radical libre que puede dañar las células.

Usos medicinales

Su función protectora hace que pueda emplearse en distintas facetas del desempeño médico, siendo adecuada para tratar patologías como el Parkinson, la enfermedad de Huntington, trastornos neurológicos degenerativos y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

En todos estos casos se ha descubierto que hay una gran cantidad de radicales libres en el organismo, siendo adecuado usar un antioxidante para captarlos e inhibir el daño que estos producen en el cuerpo humano. Aunque no está del todo claro que realmente sean los radicales libres los que provocan estos padecimientos humanos, sí que se piensa que, usar los antioxidantes naturales puede tener un papel protector importante.

Como los antioxidantes captan y bloquean al radical libre, los usos de ubiquinona están muy extendidos en medicina.

Muchas veces se administra como suplemento alimenticio para regular el dolor y malestar que producen los medicamentos para bajar las estatinas, los que se usan para eliminar el colesterol. Aunque no tiene un efecto directo sobre el colesterol LDL, sí que, en muchos casos, está recomendado tomar ubiquinona para evitar esos efectos secundarios de los hipocolesterolemiantes.

Migraña

Otro de los usos habituales de ubiquinona son para tratar la migraña. Los efectos beneficiosos en personas con dolor de cabeza y jaquecas habituales hacen que pueda utilizarse como ayuda para regular el funcionamiento mitocondrial, estimulando una buena salud a nivel celular y, en ciertos casos notar una reducción del dolor de cabeza intenso.

Cadena de transporte de electrones

Los efectos en la producción de energía del organismo son importantes ya que ubiquinona participa en la cadena de transporte de electrones. Esta reacción química orgánica permite que los electrones de la membrana plasmática y mitocondrial interna produzcan trifosfato de adenosina, compuesto energético que usamos los seres humanos y los animales para tener energía diaria.

Como ejemplo para aclarar estos términos, podemos decir que, los animales usamos la reacción de reducción-oxidación (redox) con la cadena de transporte de electrones y, las plantas, usan la fotosíntesis para proveerse de energía mediante la luz solar.

Tipos de ubiquinona

Tipos de ubiquinona coenzima q10

Según su estado de oxidación-reducción o redox, podemos diferenciar o encontrar 3 tipos de ubiquinona:

  • Ubiquinona: cuando está totalmente oxidada.
  • Semiquinona: cuando está parcialmente oxidada y reducida.
  • Ubiquinol: cuando su estado químico provoca que esté totalmente reducida.

Todas estas variaciones químicas de la coenzima permiten que tenga diferentes funciones en el organismo, actuando como cadena de transporte de electrones para que las células respiren o bien, actuar como antioxidante.

Como tiene diferentes usos, vamos a ver todas sus propiedades y beneficios para la salud.

Ubiquinona y ubiquinol

Aunque las dos sustancias parte de la misma base existen algunas diferencias entre ubiquinona y ubiquinol.

Alimentos con ubiquinona y ubiquinol

Tal y como hemos mencionado en sus tipos, la ubiquinona no posee efectos antioxidantes, haciéndose necesario tomar ubiquinol si lo que deseamos es protegernos contra los radicales libres y el envejecimiento prematuro.

Además, las diferencia entre ubiquinol y ubiquinona son que, el primero, la forma oxidada, es mucho más asimilable, es decir, que al tomarlo nuestro organismo hará un mejor uso de las cantidades ingeridas. Tanto una forma como la otra son funcionales, pero si debes decidir, siempre será mejor comprar ubiquinol ya que, tomando la misma cantidad proporcionará mayores efectos beneficiosos.

Ahora bien, existe una tabla de equivalencia para conocer las cantidades que son similares. Esta equivalencia entre ubiquinona y ubiquinol son:

  • 100 mg. de ubiquinona son iguales que 60 mg. de ubiquinol.

Ten en cuenta que estos datos son una referencia basadas en fuentes científicas y, los resultados se han obtenido midiendo su presencia en el organismo después de ingerir la dosis indicada. En algunos casos, puede ser recomendable usar la forma menos biodisponible y, en otros, ser al revés, siempre siguiendo la recomendación del especialista.

Propiedades de ubiquinona

Propiedades y beneficios de ubiquinona

Aunque puede ser usada en distintas terapias en la mayoría de ocasiones, al menos por lo que la conoce la mayoría de personas, es porque ubiquinona tiene propiedades antioxidantes. Pero ojo, esta propiedad es cuando está oxidada, es decir, cuando es ubiquinol.

Esto hace que sea un recurso habitual y pueda encontrarse en infinidad de suplementos dietéticos para el cuidado de la piel y para fomentar la salud cardiovascular.

Como es capaz de captar los radicales libres (átomos con un electrón menos que son muy reactivos), tiene la función de proteger y evitar el envejecimiento prematuro. Impide la oxidación que, en la mayoría de los casos promueve la aparición de arrugas en la piel, inflamación en el tejido conectivo, deterioro del sistema cardiovascular y pérdida de visión.

Así pues, las propiedades cosméticas de ubiquinona son para evitar el envejecimiento, siendo uno de los antioxidantes más usados y conocidos, al igual que los efectos y propiedades del resveratrol que, también sirve como el licopeno para inhibir los radicales libres y proteger el organismo contra la oxidación.

Otra propiedad y beneficio de ubiquinona es la capacidad de calma el dolor muscular en personas con bajos niveles de estatinas, bien por una disfunción o por recibir tratamiento que las disminuyen.

Beneficios

Cuando se toma ubiquinona se consigue un efecto protector contra la toxicidad de fármacos antineoplásicos o quimioterápicos, es decir, aquellos que impiden el crecimiento y proliferación de células cancerosas como Daunorubicina y Doxorubicina por citar algunos ejemplos.

Asimismo, también tiene beneficios para proteger contra los radicales libres como ya hemos expuesto en este texto.

Efectos adversos y secundarios

Si bien las personas sanas pueden tomarla sin problemas, en algunas situaciones conviene evitarla o, en su defecto tener cuidado ya que ubiquinona tiene reacciones adversas en cierto grupo de individuos.

En concreto podemos decir que sus efectos secundarios son:

  • Problemas digestivos como dolor abdominal, hinchazón del vientre, ganas de vomitar.
  • Diarrea.
  • Dolor de cabeza o cefalea.
  • Nerviosismo.
  • Mareos.
  • Fotosensibilidad.
  • Irritabilidad y cambios de humor.
  • Picor insistente o prurito.
  • Erupciones cutáneas por una alergia alimentaria cuando se consume en cápsulas.
  • Inapetencia por la comida o pérdida de apetito.
  • Fatiga.
  • Secreción nasal.
  • Dolor de huesos y músculos.

Contraindicaciones

  • Anticoagulantes como Warfarina, Acenocumarol, etc., ya que puede reducir sus efectos.
  • Interactuar con fármacos antitrombóticos.
  • Deportistas de alto rendimiento o personas que hacen ejercicio físico intenso.
  • Tratamiento oncológico. Administrar después de terminado para no reducir sus efectos.

Dosis

  • Cantidad diaria recomendada: de 50 a 100 mg. día.
  • Cardiopatías crónicas: de 100 a 200 mg. al día.
  • Enfermedad periodóntica: 50 mg al día en adultos repartidas en dos tomas. Niños 2 mg/kg.
  • Cáncer: de 90 a 390 mg. cada día.
  • Migraña: al día.

La dosis de ubiquinona puede utilizarse como complemento para múltiples afecciones y patologías, siendo recomendable que el médico siempre indique la cantidad diaria de ubiquinona que hay que tomar en función del tipo de tratamiento desarrollado para el paciente.

En algunos casos se han utilizado dosis altas para enfermos de Parkinson, no adquiriendo efectos secundarios con valores de 1.200 mg/día.

Sin embargo, a medida que se aumenta la dosis hay mayores probabilidades de encontrar toxicidad, así como reproducir las reacciones adversas que hemos indicado, motivo por el que se hacen necesarias las indicaciones de un especialista para cada caso concreto.

También hay que tener en cuenta que, si bien la coenzima q10 por vía oral o sublingual es absorbida, los valores son bajos si los comparamos con otras vitaminas con efecto antioxidante. Los valores de absorción de ubiquinona se sitúan en torno al 10%.

La superación de la dosis de ubiquinona 100 mg. debe realizarse siempre en dos o tres tomas durante las horas del día.

La duración del tratamiento puede variar desde 1 mes a los 12 meses para problemas cardiovasculares o 16 meses para enfermedades neurodegenerativas. Cuando se usa como antioxidante, hay que tomar ubiquinona durante 3 meses con una cantidad máxima que va desde los 50 a 100 miligramos día.

Alimentos con ubiquinona

Existen muchos productos naturales que podemos utilizar como fuente primaria de la Coenzima Q10 para aumentar los niveles en el organismo.

Si bien, en muchos casos se recomienda hacer uso del suplemento, sobre todo cuando se necesita un aporte extra por distintas disfuncionalidades o para aumentar los efectos protectores, el resto de personas podemos nutrirnos y encontrar buenas cantidades de ubiquinona en los siguientes alimentos:

  • Carne de ternera, cerdo, buey, pollo y pavo.
  • Vísceras como corazón, hígado y riñones.
  • Pescado como el arenque, caballa, salmón, sardina, trucha, emperador, cazón, anchoas y salmonetes.
  • Frutos secos como las almendras, avellanas, pistachos, nueces.
  • Cereales germinados como la soja.
  • Verduras como el brócoli, coliflor, zanahorias, guisantes, pimientos, frijoles y judías.
  • Semillas de sésamo.
  • Lácteos.
  • Frutas cítricas como las naranjas, mandarinas y fresas.
  • Aceite de oliva y girasol.

Las verduras tienen menos cantidad de Q10 que la carne y, entre estas, las vísceras son el tipo de carne que más cantidad de ubiquinona posee.

En el lado del pescado, los que más cantidad aportan a la dieta son los arenques, el salmón y el atún.

Otros nombres de ubiquinona

  • Q10.
  • Coenzima Q10.
  • Ubidecarenona.
  • CoQ10.

Referencias

  • Ernster, L; Dallner, G (1995). «Biochemical, physiological and medical aspects of ubiquinone function». Biochimica et Biophysica.
  • Dutton, PL; Ohnishi, T; Darrouzet, E; Leonard, MA; Sharp, RE; Cibney, BR; Daldal, F; Moser, CC (2000). «4 Coenzyme Q oxidation reduction reactions in mitochondrial electron transport».
  • Okamoto, T; Matsuya, T; Fukunaga, Y; Kishi, T; Yamagami, T (1989). «Human serum ubiquinol-10 levels and relationship to serum lipids».
  • Aberg, F; Appelkvist, EL; Dallner, G; Ernster, L (1992). «Distribution and redox state of ubiquinones in rat and human tissues».
  • Shindo, Y; Witt, E; Han, D; Epstein, W; Packer, L (1994). «Enzymic and non-enzymic antioxidants in epidermis and dermis of human skin». The Journal of investigative dermatology.
  • Montero R, Sánchez-Alcázar JA, Briones P, et al. (June 2008). «Analysis of coenzyme Q10 in muscle and fibroblasts for the diagnosis of CoQ10 deficiency syndromes». Biochem.
  • L.P. Watts, BDS, MDS, PhD, FDS, Department of Periodontology and Preventive Dentistry, UMDS, Guy’s Hospital London (1995). «Coënzyme Q10 and periodontal treatment: is there any beneficial effect?».
4.8/5 (18 Opiniones)

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *