Astaxantina antioxidante, Beneficios, Propiedades, Efectos Secundarios y Dosis

La astaxantina es un antioxidante de la familia de los carotenoides y se encuentra en algas que son la base de la alimentación de peces como el salmón o la trucha, los mismos que sirven de alimento a los seres humanos y nos satisfacen de la dosis diaria que el organismo necesita para protegerse contra los radicales libres.

Tiene beneficios protectores y, al ser considerada como un antioxidante, la astaxantina es muy beneficiosa para la piel, el corazón, el sistema ocular y el sistema cardiovascular.

Qué es astaxantina

Es un pigmento liposoluble presente en las plantas, algas marinas y de río, verduras y frutas. La astaxantina (3,3′-dihydroxy-β, β′-carotene-4,4′-dione) es una xantofila, un compuesto químico vegetal del grupo de los carotenoides, utilizado como antioxidante para proteger contra el estrés oxidativo y que también sirve para detener el envejecimiento prematuro.

Que es la astaxantina

En las plantas ejerce un papel protector frente a las amenazas externas y proporciona color naranja y amarillo a las hojas y flores. En los humanos, astaxantina es un antioxidante potente que, consumido habitualmente nos va a ayudar a mantener mejor salud por sus interacciones y efectos sobre el organismo como vamos a ver a continuación.

Propiedades y beneficios

Posee la característica de inhibir los radicales libres así que la astaxantina tiene beneficios para proteger contra el estrés oxidativo.

Sus propiedades actúan contra el deterioro de la piel, así como también en la regulación de la presión arterial alta (hipertensión).

Las propiedades de astaxantina y sus beneficios son los siguientes:

  • Anticancerígenas.
  • Antidiabéticas.
  • Protección contra los radicales libres.
  • Retrasar el envejecimiento de la piel.
  • Evitar el deterioro del sistema ocular.
  • Reducir la presión arterial.
  • Aliviar algunos de los síntomas de la dispepsia.
  • Protector cardiovascular.
  • Antineurodegenerativas.
  • Potencia el sistema inmunitario.

Una propiedad de astaxantina es la de no poseer actividad como vitamina A, haciendo que pueda tomarse sin la toxicidad que esta vitamina puede tener en el organismo cuando se consume en exceso.

Astaxantina beneficios y propiedades

En efecto, este carotenoide no actúa como vitamina A, pero posee mayores beneficios como antioxidante ya que es mucho más potente que la vitamina E, C e incluso que los beta-carotenos. Esto es una gran ventaja ya que evita la oxidación del tejido celular, manteniendo estables los tejidos biológicos durante mucho más tiempo, haciendo que se alargue el ciclo vital.

Su actividad biológica en los seres humanos mejora cuando se alimenta a los animales que luego serán utilizados como alimentos, aumentando su biodisponibilidad y absorción por el organismo humano. Para esto se puede utilizar pienso compuesto con Haematococcus pluvialis y otros tipos de algas que comen los peces.

En el caso de las personas diabéticas, se considera que este compuesto natural ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, siendo importante su función para evitar trastornos asociados con la diabetes tipo II.

Efectos antioxidantes

Los antioxidantes inhiben la oxidación, es decir, la reacción química denominada reducción-oxidación o reacción redox. Esta es producida cuando hay un electrón libre que produce que otras moléculas se descompongan con su contacto, los llamados radicales libres.

Efectos antioxidantes de astaxantina

Las propiedades antioxidantes de astaxantina producen que esta reacción no se produzca, salvaguardando las moléculas que el organismo necesita para mantener la vida como las proteínas, lípidos y el ADN. Al existir la presencia de un compuesto antioxidante, el ADN se deteriora menos y, el resto de elementos pueden permanecer intactos durante más tiempo, haciendo incalculable el valor medicinal de sus efectos.

Comparada con otros antioxidantes la astaxantina es mucho más potente, incluso más que el licopeno del tomate, luteína los betacarotenos. Al tomarla se consigue que las enzimas antioxidante catalasa, peroxidasa y superóxido dismutasa tengan valores más altos en el plasma sanguíneo y en el hígado, reduciendo, así, la reacción redox, es decir, la oxidación biológica.

En comparación con el resto de antioxidantes, astaxantina es 10 veces más potente que zeaxantina, cataxantina, luteína y el beta-caroteno. Pero, si demuestra su potencia es cuando se la compara con el alfa-tocoferol ya que posee 100 veces más efectos antioxidantes, protegiendo la membrana celular interna y externa.

Propiedades para la piel

Muchas marcas de cremas antienvejecimiento y antiarrugas la incluyen como principio activo al frenar el daño de los radicales libres. La astaxantina para la piel nos protege del envejecimiento, la formación de arrugas y de la decrepitud del rostro con el paso de los años.

Si bien sus efectos no son inmediatos cuando se comienza a tomar mediante los alimentos que hemos indicado. Pero, cuando se incluye o se le da usos en cosmética astaxantina reduce el daño diario que los tejidos de la epidermis sufren.

Los resultados son paulatinos, frenando el avance del envejecimiento, haciendo que las moléculas necesarias para el cutis y todo el sistema dérmico permanezca estable durante más tiempo.

Es habitual encontrar a la venta cremas con astaxantina, licopeno, resveratrol y vitamina C y E. Todos estos son considerados como antioxidantes beneficiosos para la piel.

Colesterol

Otra de sus cualidades es prevenir la oxidación de los lípidos, haciendo que el sistema circulatorio humano se mantenga en mejor estado durante mucho más tiempo.

Los beneficios de astaxantina para el colesterol son que inhibe la peroxidación lipídica. Se considera que puede tener buenos resultados en las terapias para controlar y reducir el colesterol LDL en ciertas personas. Por supuesto, siempre deberá acompañarse de otras medidas de control y estímulo para controlar las grasas en el tejido arterial y los triglicéridos.

Antiinflamatorias

Además de tener efectos antioxidantes la astaxantina posee propiedades antiinflamatorias. Se ha probado con éxito con ratones con infección por Helicobacter pylori, bacteria gram negativo causante de muchas infecciones del tracto gastrointestinal.

Hay algunos estudios que demuestran que la presencia de astaxanthin frena la inflamación de los tejidos. En este caso, se utilizó extracto procedente de algas Chlorococcum y Haematococcus, mostrando resultados favorables que fueron analizados haciendo un seguimiento del biomarcador del daño oxidativo del ADN, encontrando también, que la carga de bacterias se redujo.

En este sentido, puede considerarse como un antioxidante antiinflamatorio y activador de la respuesta inmune. Se utiliza habitualmente para controlar la inflamación ocular.

Diabetes

Casi todos los casos de diabetes mellitus presentan altos niveles de estrés oxidativo que aparece por la hiperglucemia. Al incluir una dosis de astaxantina se puede comprobar cómo el nivel de glucosa en sangre se reduce, mejorando, a su vez, los niveles y eficacia de la insulina.

Las propiedades y beneficios de astaxantina para la diabetes son como protector de las células pancreáticas, actuando, también en la recuperación de los linfocitos que habían disminuido por la diabetes.

Cardioprotectoras

Al actuar como antiinflamatorio y antioxidante la astaxantina es un buen cardioprotector. La mayoría de enfermedades cardiovasculares aparecen por el estrés oxidativo y la inflamación, viéndose estas reducidas con su presencia en el organismo.

Hay varios estudios que indican que reduce la actividad de enzimas que inducen a la hipercolesterolemia, haciendo de este modo que sea considerada como un agente terapéutico para la aterosclerosis y para frenar la incidencia de los infartos de miocardio. Cuando no consigue evitarlos, es mucho más probable que la gravedad de los mismos sea menor.

Cáncer

Evitar la oxidación celular es clave para frenar el envejecimiento y, por lo tanto, la probabilidad de que el ADN celular degenere, produciendo un tumor. Astaxantina para el cáncer tiene propiedades para inhibir varios tipos de reactivos de oxígeno como el peróxido de hidrógeno, superóxido y el radical hidroxilo. Todos estos son generados en el metabolismo de forma normal, así que, en caso de no tomar alimentos antioxidantes comenzarán a reaccionar y dañar las células.

Los compuestos antioxidantes entre los que se encuentra astaxantina, ubiquinona o la coenzima Q10 así como el conocidísimo resveratrol del vino frenan la mutagénesis y la carcinogésis. Esto es posible al reducir el daño oxidativo celular captando los radicales libres.

Sistema inmunitario

Otro beneficio dentro de las características de astaxantina es actuar como inmunomodulador, es decir, que regula el sistema inmune, su respuesta y la capacidad de producir anticuerpos.

Los linfocitos son células que nos protegen contra microbios, bacterias, virus y hongos y están formados de forma similar a las otras células del cuerpo humano. Tienen una membrana que puede ser dañada por los radicales libres y, tal y como hemos explicado, el antioxidante astaxantina evita que esto se produzca, así que, en realidad, mejora el sistema inmunitario al impedir que las células que lo componen sean dañadas y destruidas.

Con esta propiedad de astaxantina los datos nos indican que sus efectos son similares a los de los betacarotenos. Sin embargo, esto no es una mala noticia, sino que es totalmente excepcional. Puede proporcionar efectos inmunomoduladores, haciendo que los anticuerpos mejoren la respuesta inmune en las personas y los animales.

Según los datos proporcionados en los estudios (ver referencias) mejora la producción de inmunoglobulinas en células humanas, aumentando la actividad de las células que se encargan de las defensas del organismo, es decir, que aparece una mayor protección contra enfermedades bacterianas y víricas.

¿Es natural?

Astaxantina natural y alimentos que la contienen

La mayoría de cápsulas y suplementos indicados para el consumo humano poseen astaxantina natural. Esta ha sido obtenida mediante el procesamiento de grandes cantidades de levadura Phaffia y Haematococcus pluvialis, aunque también pueden encontrarse algunas cápsulas elaboradas a partir del caparazón de pequeños crustáceos como los camarones (Caridea) que no hay que confundir con los camarones de México o el Sur de América.

Las gambas y langostinos grandes también poseen astaxantina, pero generalmente la obtención del polvo se realiza a partir de algas debido su bajo coste, facilidad para el cultivo, recolección y extracción.

Así que podemos encontrarnos dos tipos de astaxantina:

  • De origen vegetal.
  • De origen animal.

Esta diferenciación es importantísima debido a que algunas personas padecen alergias alimentarias, siendo esencial comprar la astaxantina adecuada para cada persona.

En cuanto a los resultados, al ser toda natural, los efectos en el organismo humano será el mismo, es decir, actuará como antioxidante y como regulador de la presión arterial.

Más allá de estas apreciaciones y diferencias, una vez que la consumes comenzará su proceso en el metabolismo humano, solo encontrando diferencias si tomas una dosis distinta, es decir, que habitualmente las marcas que la venden pueden preparar sus cápsulas con distintas concentraciones, algo que es importante revisar para tomar siempre la dosis diaria de astaxantina recomendada (ver apartado dosis de astaxantina).

Y una vez que conocemos qué es, para qué sirve, sus propiedades y sus beneficios, vamos a explicar los alimentos en donde se encuentra para que puedas hacer uso de ellos y conseguir una gran cantidad de antioxidantes xantofilos.

Alimentos con astaxantina

La mayoría de las veces puede reconocerse los alimentos con más cantidad de astaxantina por su color, siendo esto de tonalidades fuertes como el rojo, naranja y tonalidades amarillas.

  • Algas:
    • Haematococcus pluvialis.
    • Chlorella zofingiensis.
    • Chlorococcum.
    • Phaffia rhodozyma.
  • Aceite de krill.
  • Pescado como la dorada, trucha, salmón.
  • Marisco como langostinos, gambas, langostas, camarones, krill, cangrejos de río, etc.
  • Frutas como las granadas.
  • Levadura phaffia o levadura roja.

Sin embargo, no todos los alimentos con astaxantina son de color rojo o naranja. En muchas ocasiones, la presencia de este pigmento se ve enmascarada por la clorofila, haciendo en ese caso que presente un color verde como sucede en muchas microalgas.

El alga que más cantidad de astaxantina tiene es H. pluvialis. Se ha calculado que cerca del 4% de su peso seco es astaxantina.

En la industria agropesquera la astaxantina tiene usos como aditivo alimentario. Se incluye dentro de la alimentación animal para proporcionar un mejor color a la carne que servirá como alimento de las personas. Es habitual encontrar piscifactorías y criadores de gallinas que la usan mezclada con espirulina y el pienso que alimentan a sus animales. Al hacerlo de esta forma, tanto los huevos de las gallinas como su carne será más naranja y apetecible, caso similar a lo que sucede con el pescado.

Efectos secundarios

En principio sólo las personas con alergia o alta sensibilidad pueden notar algunos efectos secundarios y reacciones adversas. Está catalogada como segura y las reacciones más comunes son molestias gastrointestinales. No obstante, si eres alérgico a los carotenoides mostrarás sensibilidad y síntomas alérgicos, por lo que conviene que no la tomes en ese caso.

Los efectos secundarios de astaxantina son:

  • Malestar gastrointestinal.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Reacción alérgica.
  • Pigmentación amarilla de la piel.

No suelen encontrarse reacciones inesperadas o efectos indeseados. Sin embargo, las personas con hipersensibilidad a los carotenoides, xantofilas y otros grupos de antioxidantes deben evitar su consumo ya que podría estar dentro de las contraindicaciones de astaxantina.

Además, las personas que sufren enfermedades crónicas deben consultar antes de incluir un suplemento dentro de su alimentación, tanto si toman medicación como si no lo hacen de forma habitual. En especial los pacientes con síntomas de hipertensión, enfermedades relacionadas con tiroides, asma o problemas respiratorios y cambios hormonales.

Otros posibles efectos adversos y contraindicaciones son cambio del color de la piel debido a su alta concentración de pigmentos rojos. Puedes notar piel amarillenta cuando se sobrepasa la dosis recomendada, reacción que desaparece unos días después de dejar de tomar las cápsulas de astaxantina.

Cómo tomar astaxantina

Puede ingerirse mediante los alimentos antioxidantes que hemos indicado o bien mediante un suplemento que, generalmente estará compuesto de cápsulas, pastillas o comprimidos.

La mejor forma de tomar astaxantina es con aceite rico en omega-3. Al ser liposoluble, se disuelve en grasas, el aceite hace que sea un medio adecuado para que pueda ser asimilada mejor.

Los mejores aceites para astaxantina son el de chía, aceite de krill que generalmente ya va enriquecido con el antioxidante, aceite de linaza, almendras, cualquiera de los otros aceites de pescado o el que más te guste, pero si es con ácidos grasos omega 3 mejor que mejor.

Dosis

Cómo tomar astaxantina, dosis y cantidad diaria recomendadaHay que tener en cuenta la marca que has comprado ya que las dosis de astaxantina pueden variar según el fabricante. Esto es posible porque la pureza o la concentración del extracto puede ser menor o mayor, encontrándose algunas diferencias si comparamos productos que, a priori parecerían similares.

Las cantidades diarias, cuánta astaxantina hay que tomar al día o su dosis es:

  • de 2 a 4 mg. de astaxantina al día o 1 cápsula diaria.

Relación con otros antioxidantes naturales

Dato que es una xantofila comparte muchas de sus características y propiedades con otros antioxidantes como luteína, zeaxantina y otros compuestos químicos vegetales del mismo grupo.

Referencias

  • VV. AA. (2009). Jordi Induráin Pons et al, ed. Diccionario Anaya de la lengua (2.ª edición). Larousse Editorial, S. L. «xantofila s. f. Pigmento amarillo de algunas células vegetales, que participa en la fotosíntesis: la xantofila interviene en la absorción de la luz por las hojas de las plantas. SIN luteína».
  • Ranga Rao Ambati, Phang Siew Moi, Sarada Ravi, and Ravishankar Gokare Aswathanarayana «Astaxanthin: Sources, Extraction, Stability, Biological Activities and Its Commercial Applications».
  • Higuera-Ciapara I., Felix-Valenzuela L., Goycoolea FM Astaxanthin: Una revisión de su química y aplicaciones. Crit. Rev. Food Sci. Nutr. 2006.
  • Pashkow FJ, Watumull DG, Campbell CL Astaxanthin: un nuevo tratamiento potencial para el estrés oxidativo y la inflamación en enfermedades cardiovasculares. A.m. J. Cardiol. 2008.
  • Palozza P., Torelli C., Boninsegna A., Simone R., Catalano A., Mele M.C., Picci N. Growth-inhibitory effects of the astaxanthin-rich alga Haematococcus pluvialis in human colon cancer cells. Cancer Lett. 2009.
  • Park J.S., Mathison B.D., Hayek M.G., Massimino S., Reinhart G.A., Chew B.P. Astaxanthin stimulates cell-mediated and humoral immune responses in cats. Vet. Immunol. Immunopathol. 2011.
  • Jyonouchi H., Sun S., Iijima K., Gross M.D. Antitumor activity of astaxanthin and its mode of action. Nutr. Cancer. 2000.
  • Tanaka T., Makita H., Ohnishi M., Mori H., Satoh K., Hara A. Chemoprevention of rat oral carcinogenesis by naturally occurring xanthophyll’s, astaxanthin and canthaxanthin. Cancer Res. 1995.
  • Tanaka T., Morishita Y., Suzui M., Kojima T., Okumura A., Mori H. Chemoprevention of mouse urinary bladder carcinogenesis by the naturally occurring carotenoid astaxanthin. Carcinogenesis. 1994.
5/5 (16 Opiniones)
Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *